El nacimiento de Fundació Emys

En el año 1987 nace en Riudarenes un movimiento associativo enfocado a la conservación de la biodiversidad, posteriormente nombrado Fundació Emys, que mediante la colaboración con los actores del territorio, impulsa la conservación de la biodiversitat y la gestión sostenible a largo plazo de las fincas de Alto Valor Natural de nuestro entorno.

La finca de Can Moragues

És así cómo en 2011 el Ayuntamiento de Riudarenes cede en custódia este espacio con el objeto de mostrar a la ciudadania la actividad de Fundació Emys y el desenvolupamiento sostenible a nivel ambiental pero también social

Colaboración con Fundació Astres

Es con la finalidad de ayuda social que Fundació Astres entra a formar parte de este proyecto, impulsando que las personas del territorio de colectivos desfavorecidos puedan tener una salida laboral adaptada a sus necesidades.

Ejemplo en desenvolupamiento sostenible

De esta colaboración y con vocación demostrativa y transformadora crece la imagen de Can Moragues como un espacio de confliencia entre la sociedad y la naturaleza con ejemplos prácticos y demostrativos de lo que es el desenvolupamiento sostenible en nuestro pais.

Mermelades y conservas Can Moragues

El primer paso de esta colaboración nace con el Obrador de Can Moragues y se centra en la producción de mermeladas y conservas ecológicas elaboradas por personas de colectivos desfavorecidos del territorio. Se elaboran a partir de furas y verduras ecológicoas de agricultores de proximidad que conservan la naturaleza con Fundació Emys.

El huerto

El huerto de Can Moragues es un espacio de 3000 metros cuadrados, tiene cómo objetivo ser un espacio productivo y demostrativo de las variedades locales y de agricultura de Alto Valor Natural des de los productores en custódia hacia el ciudadano para que puedan conocer y observar su diversidad y formas sostenibles de producir-los. A parte de la vertiente demostrativa el huerto también tiene una función experimental y facilitadora de variedades tradicionales a productores locales, y ayuda a abastecer el Rebost

Una puerta a la nueva agricultura

El Rebost es un segundo paso en esta dirección, donde queremos trabajar de manera holística la conservación de la biodiversidad cultivada y la ponemos al alcanze de quien quiera disfrutar de las frutas y verduras de antes, esas que no han sido transformadas ni cambiadas en su sabor, las que nuestros abuelos y abuelas recuerdan con nostálgia y hasta algunos han conservado su semilla para no perderlas.

Disfruta y come sano

La nueva carta propuesta por Sergi de Meià se centra en la calidad gastronómica que potencia la calidad del producto saludable y sostenible. En todos los platos el protagonista es el ingrediente de proximidad y temporada, haciendo de salvaguarda de los sabores ancestrales y custodiando la cultura de nuestra tierra.

Scroll Up